Presentación del libro "Quién habita la casa"

Qué bonita fue la presentación.
No sólo porque saliera todo perfecto, ni porque la sala estuviera a rebosar de personas, (aunque por supuesto aquello fue un punto importante), sino por la cantidad de personas queridas por mí, que se reunieron allí.
Familiares que hacía años que no veía. Amigos de ayer, de hoy y de siempre. Caras esperadas e inesperadas.
La tarde estuvo llena de sorpresas, a cual más agradables.
Posiblemente tendré mas presentaciones y con suerte volveré a ver a personas queridas entre ellas, pero ésta para mí será inolvidable.
Y no puedo olvidar a mi familia: Mi marido, mi hija, mi madre e hermanos, mis sobrinos... Todos compartiendo el momento junto a mí.









Me siento afortunada. ¡Gracias a todos y cada uno de los que estuvisteis allí conmigo! Nunca lo olvidaré.