Bienvenido/a a mi rinconcito de internet. Aquí iré colgando mis pequeños textos y estás invitado a pasear y comentar (siempre desde el respeto y la educación). Espero que disfrutes de los relatos, tanto como yo lo hago escribiéndolos.

9+1 formas de superar el bloqueo del escritor

Buscando por internet, he encontrado algo que creo os puede interesar: Ya me contaréis:


Al embarcarnos en un proyecto largo, será inevitable que nos encontremos con el bloqueo del escritor más tarde o más temprano. Personalmente, yo suelo bloquearme una vez alrededor de la página 100 de manuscrito y otra cuando me estoy acercando ya al desenlace y tengo que entrelazar todos los hilos que he ido tirando en diferentes direcciones a lo largo de la novela.
Y eso cuando todo va bien.
Así que hoy quiero compartir con vosotros 9+1 consejos para superar el bloqueo del escritor:

1) Haz ejercicio

Cuando hacemos deporte aumenta el riego sanguíneo y con ello mejora la oxigenación de nuestras células. En lo referente a nuestro cerebro, eso conlleva la liberación de diversos neurotransmisores vitales para la buena salud de nuestras capacidades mentales. También mejora mucho nuestra capacidad de respuesta ante los estímulos exteriores y aumenta la producción de adrenalina, que hace que nuestro cerebro funcione de un modo más efectivo.
Por todo esto y mucho más, el ejercicio debería formar parte de la rutina de cualquier escritor.

2) Lee y trata de descubrir cómo lo han hecho los demás

Elige un texto de alguno de tus autores de referencia que te haya mantenido pegado a la silla y estudialo hasta descubrir por qué funciona tan bien ese texto. ¿Cómo son las frases? ¿Qué cuentan? ¿Qué ocultan? ¿Qué herramientas utiliza el autor para caracterizar a los personajes? ¿Qué es lo que hace que esos personajes tengan vida?

3) Escribe algo realmente malo

A veces nos ponemos el listón demasiado alto y queremos escribir el nuevo ‘Quijote’ cuando ya es un reto suficientemente grande el contar una historia interesante y bien trabada. Para derribar ese listón imaginario y volver a apoyar nuestros pies en el suelo, no hay nada mejor que escribir un texto esforzándonos por hacer que sea lo peor posible.

4) Oblígate a formar sólo una frase más

A veces el bloqueo es el resultado de tratar de abarcar algo demasiado grande. Tal vez estemos preocupados por el desarrollo de una secuencia compuesta por varias escenas, o incluso por el de toda nuestra novela. Y esas son unas preocupaciones que exceden en mucho lo que se puede esperar de una sesión de trabajo al uso. Así que, ¿por qué no te olvidas de todos esos problemas de alto nivel y te esfuerzas sólo en escribir una frase más de esa escena que te tiene tal bloqueado? Si tienes éxito en ese empeño, podrías intentar escribir otra más. Y luego otra. ¿Ves el final del túnel?
superar el bloqueo del escritor

5) Trabaja en algo que puedas resolver ahora mismo

El planteamiento es el mismo que en el punto anterior: a veces el bloqueo es el resultado de tratar de abarcar algo demasiado grande. Pero lo que te voy a pedir en esta ocasión es que abandones el texto de tu novela y te dediques a solucionar otro de sus aspectos.
Puedes arreglar su portada, pulir su resumen en dos frases, trabajar la biografía de uno de los personajes para mejorar su arco… La única condición es que sea una labor sencilla que puedas terminar en esa sesión de trabajo, y que obviamente esté relacionada con tu novela.
El objetivo de este ejercicio es que dejes de ver tu novela como un trabajo hercúleo y lo empieces a ver como una sucesión (eso sí: muy larga) de asequibles pequeñas tareas.

6) Intenta escribir en otro sitio

Coge tu ordenador portátil o tu bloc de notas y sal a la calle. Entra en una cafetería, siéntate en un parque o en una plaza de tu ciudad… En definitiva: cambia de escenario para que se renueven tus ideas y  trata de escribir desde ese nuevo lugar.

7) Escribe siguiendo una regla estúpida

Prueba a terminar todas las palabras en una vocal. O a escribir sólo frases con un número dado de sílabas. Cuanto más estúpida sea la regla que te impongas a la hora de seguir escribiendo, mejor que mejor. El fijarte en ella te impedirá preocuparte por lo que hay más adelante y te ayudará a recuperar ese espíritu lúdico de la escritura que tanto se echan en falta en esos momentos de bloqueo.

8) Date una ducha y cámbiate de ropa para empezar de nuevo

A veces lo mejor es borrar todo lo que uno tiene en la cabeza y empezar de nuevo. Y qué mejor forma de exteriorizar eso que dándose una buena ducha relajante y cambiándose de ropa antes de volver a sentarse frente al ordenador o frente al bloc de notas totalmente renovado.

9) Cuéntale a algún ser inanimado qué es lo que estás tratando de escribir

¿Cuántas veces no hemos encontrado la solución a un problema al verbalizar ese problema para contárselo a alguien? Coge algún muñeco que tengas por casa y cuéntale todos tus problemas. ¿No tienes ninguno a mano? Cuéntaselo a un cucharón de madera. Pero asegúrate de estar bien solo si no quieres que algún familiar o alguna pareja bienintencionada empiece a preocuparse aún más por tu salud mental.
Habla sobre todo eso que te preocupa y verbaliza todas las facetas del problema hasta dar con la solución.

10) ¿Qué particular forma tienes tú de superar el bloqueo?

Estoy seguro de que tu experiencia puede ser muy valiosa para el resto de lectores de la página. ¿Qué haces tú cuando el bloqueo interfiere entre tú y tu manuscrito? ¿Cómo lo superas? Déjanos un comentario y comparte tu experiencia con el resto de nosotros. ¿Te animas?
Gracias por leer…
                                                                                                        Fotografía cortesía de photosteve101
http://www.comoescribirunlibro.com/91-formas-de-superar-el-bloqueo-del-escritor/