Una piedra en el camino





Sumida entre lágrimas y tristeza; así me encuentro.

El corazón me oprime con tanta fuerza que temo que en cualquier momento estalle en mil pedazos.

Sufro porque ella sufre, y la impotencia de no poder o no saber ayudarla, me corroe.

Quiero gritar.

Quiero exigirle al mundo que la dejen vivir, que la dejen ser feliz. Y quiero arrancar esos miedos y esa pena, de su corazón, para siempre.

Sé que el tiempo pondrá todo en su lugar y que la paz llegará a nuestros corazones, pero mientras llega, veo la tristeza reflejada en su mirada. Esos lindos ojos llenos de vida que ahora se encuentran apagados.

Esto es sólo una prueba, una de esas piedras que la vida te pone en el camino y que juntas la saltaremos y seguiremos hacia adelante.

"Omnia vincit amor"