Bienvenido/a a mi rinconcito de internet. Aquí iré colgando mis pequeños textos y estás invitado a pasear y comentar (siempre desde el respeto y la educación). Espero que disfrutes de los relatos, tanto como yo lo hago escribiéndolos.

Fallo del 2º Concurso de Relatos Cortos Fantasticos FanHammer 2014

Me satisface comunicaros que tras mirar el fallo del 2º Concurso de Relatos Fantásticos FanHammer 2014, me han comunicado que he quedado en el segundo puesto con el cuento  "Hakim y el país de los deseos". 
La verdad es que ha sido una estupenda noticia y no quería pasar la oportunidad de compartirlo con todos vosotros. Podéis ver el fallo en el blog de FanHammer.

A continuación os dejo de nuevo el cuento para todos aquellos que no lo hayáis leído o que os apetezca volver a leer. Un abrazo a todos y Feliz domingo.





Hakim, y el reino de los deseos


 En lo más profundo del valle, escondido tras las montañas, vivía Hakim, un joven que, afanado, trabajaba con su padre y sus hermanos las tierras de su pequeña granja. Hakim era el cuarto hijo de una familia de once hermanos, los cuales, muy unidos, se repartían las tareas ayudando, los varones en el campo y las chicas en la casa cuidando de los pequeños y cooperando con las tareas del hogar.
 Aquel era un pequeño poblado de campesinos y ganaderos que convivían en perfecta armonía. La vida en el pueblo transcurría alegre, pues sus animales y sus cosechas, era lo único que necesitaban para ser felices.
Pero aquella dicha pronto se tornó en desgracia pues un día dejó de llover y tras ese día le siguió otro. Y los días se transformaron en meses y estos en años. Los ríos se secaron al igual que ocurría con los pozos. Los animales morían y los campos dejaron de producir, pues la sequía los había dejado yermos.

Junto a la hoguera

Aquí os dejo el último trabajo que he realizado. Cinco historias dentro de una. Cuatro de ellas son hechos reales que vale la pena conocer. Espero que la disfrutéis. Besos para todos.


Junto a la hoguera
Como es costumbre en estos campamentos, nos encontramos sentados alrededor del fuego bajo un maravilloso cielo estrellado, con la intención de contar relatos de terror. Pero esta noche, me vais a permitir contar otro tipo de historias, que aunque también se hayan envueltas en un halo terrorífico, aquí los protagonistas son héroes reales que pertenecieron a nuestro mundo y que dejaron en él la huella de las buenas acciones que realizaron, salvando las vidas de miles de personas.
Tres de ellos pertenecen a la lista de los denominados “Justos entre naciones” y actualmente se encuentran inscritos en el Muro de Honor del Jardín de los Justos, en Israel; pues sin ser judíos, ayudaron a salvar a estas personas de una muerte segura.
Sin embargo, la última historia que os voy a contar trata de una heroína muy especial. Una niña que sufrió las consecuencias de aquella guerra, la Segunda Guerra Mundial.
Pero antes de comenzar os quiero repartir unas láminas donde podréis observar con gran precisión las crónicas que os voy a relatar.
La brisa rozaba las hojas de los árboles, que rodeaban a los jóvenes, meciéndolas suavemente. El crepitar de los troncos se confundía con el canto de los grillos que escondidos, observaban el paisaje. El calor de la lumbre abrigaba del relente mientras las llamas proyectaban un juego de luces y sombras tal, que las imágenes parecían cobrar vida entre los dedos de los muchachos.

Qué aprender de la Égloga III de Garcilaso de la Vega.

Dice mi profesor de literatura que las mayores enseñanzas nos la proporcionan los clásicos. Y que gran verdad. Tras leer la Égloga III de Garcilaso de la Vega, nos pidió que escribiéramos nuestra opinión sobre qué nos enseña la obra. A continuación os pongo aquí el escrito.

Si queréis leer la obra, podéis hacerlo aquí. Quizá os parezca larga, pero vale la pena leerla. Espero que os guste. Besos a todos



Qué aprender de la Égloga III de Garcilaso de la Vega.

Qué maravilloso es tener el don de la palabra y saber utilizarla como lo hace el poeta con su “Égloga”.

Garcilaso de la Vega, debió de disfrutar mucho creando este poema pues lo convierte casi en un juego. Juega con la realidad y el mito, con el pasado y el presente, el espacio y el tiempo, la lejanía y la cercanía… y lo hace con la naturalidad de un niño y  la habilidad de un artista.

Se puede aprender tanto de esta obra…

- Las descripciones fantásticas que hace de los paisajes, introduciendo de manera sutil y suave a la ninfa. Los matices, la frescura, la claridad, el frescor del ambiente, el manso viento o la transparencia del agua.
Utilizando la ciudad de Toledo y el río Tajo como marco geográfico, nos traslada a un mundo repleto de magia y nos hace sentirlo tan reales como la propia ciudad. Una amalgama de realidad y ficción pero creada de una forma tan cuidada y delicada, que consigue pasar de lo real a la fantasía sin que se advierta el salto.

El Alux



El calor sofocante se cernía sobre la llanura árida y cuarteada. El fulgor del sol cegaba a cualquier animal que osara asomar su hocico, y la exhalación producida por la calorina complicaba la inspiración. Todo parecía yermo, exánime sobre la superficie del futuro maizal.

Sólo el frescor de la noche atenuaba el sufrimiento de las pequeñas semillas que pacientes esperaban la llegada de las tardías lluvias, mientras luchaban contra la mala hierba que usurpaban el terreno. Sin embargo, la magia de la naturaleza, hace germinar la primera simiente de maíz. Un pequeño brote tierno y frágil pero con la energía suficiente como para despertar  y dar vida al Alux. Un niño de piel gris y enormes orejas, sin infancia, desamparado y solitario que despierta sin soñar. Un niño envejecido, sin hogar, sin familia, sin recuerdos. Un ser pequeño, un duende que revive junto a su hermano mijo, para portar fortuna a los campos.